La preocupación por la vejez, su calidad de vida por una parte y las bajas jubilaciones por otra, ha llevado a muchas personas que no son del ámbito de los negocios ni del derecho propiamente tales, a invertir en bienes raíces para arrendar y tener una segunda fuente de ingresos. 

Este manual para corredores de propiedades ayudará a los agentes por un lado en a entender bien sus deberes y obligaciones. Y por el otro lado en ayudar a las personas que quieren vender o arrendar una propiedad de ser mejor atendidas.

Leer artículo